lunes, 28 de marzo de 2016

Subordinadas adverbiales impropias


Las oraciones subordinadas que agrupamos en la clase de adverbiales impropias se caracterizan porque constituyen oraciones completas que se relacionan con otra oración completa (llamada oración principal), pero no forman parte de ella. A diferencia de las coordinadas estas oraciones adverbiales no son independientes entre sí: la subordinada no puede formar por sí sola un enunciado. 
Las adverbiales impropias son aquellas que no pueden sustituir por un adverbio, pues que la
relación entre ambas proposiciones es semántica. Así, diferenciamos varios tipos de adverbiales impropias, para lo que debemos tener muy claro el concepto de causalidad:

1- Adverbial Imp. Causal: Si la causa hace referencia a algo pasado y real (causa eficiente). (Determinan la causa por la que se produce la acción principal)

Nexo principal: porque.
Otros nexos: pues, ya que, puesto que, a causa de que, debido a que, como…
Haremos el trabajo porque dan premios.
2- Adverbial Imp. Final: Si la causa hace referencia a un posible futuro (causa prospectiva). (Ponen de manifiesto el propósito de la acción principal)
Nexo principal: para o para que.
Otros nexos: A fin de que, con el objeto de, con vistas a, 
Haremos el trabajo para que nos den premios.
3- Adverbial Imp. Consecutiva: Si la causa invierte la significación (causa invertida). 
Indica una consecuencia de la acción principal.
Sus nexos principales son así que, por consiguiente, con que, por lo tanto, luego…
Dan tantos premios que haremos el trabajo.
4- Adverbial Imp. Condicional: Si es una causa hipotética.
(Determinan una condición para que se cumpla la acción principal)
Nexo principal: si.

Otros nexos: siempre que, como no…
Si dieran premios, haríamos el trabajo.
5- Adverbial Imp. Concesiva: Si la causa no tiene ningún efecto (causa inefectiva).
(Expresan una dificultad para que se cumpla la acción principal)
Nexo principal: aunque
Otros nexos: aún cuando, a pesar de que, por más que, si bien…
Aunque no den premios, haremos el trabajo.

Es importante señalar, entre causal y final, que si el verbo de nuestra oración subordinada adverbial impropia está en modo indicativo, se va a tratar de una adv. imp. CAUSAL; pero si nuestro verbo se encuentra en modo subjuntivo, que se va a tratar de una adv. imp. FINAL.
-Cruza rápido, que no te pille ese coche. FINAL (para que no te pille ese coche).

-Cruza rápido, que te pilla ese coche. CAUSAL (porque/puesto que te pilla ese coche)






                            




No hay comentarios:

Publicar un comentario