miércoles, 25 de mayo de 2016

El Romanticismo

                           

                               
El movimiento romántico
Este movimiento literario, que transcurre en la primera mitad del siglo XIX, se originó en Alemania e Inglaterra.
Tras la muerte de Fernando VII, en 1833, los liberales que estaban exiliados regresaron con las ideas románticas que triunfarían en España.

Contra el racionalismo francés del siglo anterior, que sometía al arte a reglas rígidas, el escritor romántico reacciona, expresando sus sentimientos.
Las características más importantes son:

  • Rebelión del individuo contra cualquier norma que la impida expresar sus propios sentimientos.
  • Absoluta libertad en política, moral y arte.
  • Mantienen una actitud idealista que no corresponde a la realidad que los rodea y los lleva a la rebeldía contra la patria, la sociedad e incluso contra Dios.
  • Como consecuencia del enfrentamiento entre su espíritu idealista y la cruda realidad, se produce la desesperación y el desengaño.
  • Si en el siglo anterior la verdad era igual a belleza, para el Romanticismo sólo la belleza es la verdad.
Temática del Romanticismo
El autor romántico, al hacer prevalecer los sentimientos sobre la razón, manifiesta libremente sus emociones más íntimas, dando prioridad a la melancolía y a la desesperación. La lírica será su género preferido.
  • La naturaleza: el paisaje es un elemento muy importante en su obra. Busca paisajes agrestes, noches tormentosas.  
  • Lo lejano y lo exótico: Leyendas medievales, cuentos de hadas. La España musulmana, la mitología nórdica. 
  • Lo popular: resurgimiento del Romancero y leyendas épicas. 
  • El amor: se idealiza. Se considera un principio divino.
  • La libertad: la exaltación de la libertad del hombre frente a cualquier ley humana es un tema frecuente. El romántico siente una fuerte admiración por todos aquellos seres que están fuera de la ley (piratas, bandoleros, vagabundos), a los que considera como verdaderos símbolos de la libertad.
Técnicas literarias
Los románticos toman como modelos los más apartados de los clásicos: la literatura medieval, el Romancero, la Biblia, el pasado histórico...
La poesía
Se revaloriza el romance, surgen nuevas estrofas y los poetas combinan a su gusto versos y estrofas.
Temas: libertad, amor, el desengaño, la soledad, paisajes agestres. Poetas: José de Espronceda
La prosa romántica 
  •  Novela histórica: Gran desarrollo en Europa. En España destaca Enrique Gil y Carrasco con El señor de Bembibre. 
  • Artículos costumbristas que se publican en periódicos de la época. El periodismo cobra gran importancia en el siglo XIX. Destacan Serafín Estébanez, Ramón Mesonero y, sobre todo, Mariano José Larra.
El teatro romántico  Fue uno de los géneros más cultivados. Aparecen conflictos entre ideales y realidad. 
  •  Utiliza la prosa y el verso. 
  •  La escenografía tiene gran importancia. 
  •  No respeta la regla clásica de las tres unidades: acción, tiempo y lugar. 
  •  Trata de conmover no educar. 
  •  Se crean los teatros modernos con mejoras técnicas: escenario, patio de butacas, palcos, luz, sonido, etc. 
Autores: El duque de Rivas, José Zorrilla.
El posromanticismo 
 El romanticismo exaltado se suaviza y adquiere un tono más moderado e íntimo. 
Dos de los grandes poetas del siglo XIX: Gustavo Adolfo Becquer y Rosalía de Castro.









No hay comentarios:

Publicar un comentario